feedback
feedback

La excelencia se alía con el reconocimiento en los Premios Shakespeare

La entrega de galardones tuvo lugar en la Cena de gala del recién celebrado Congreso EICE 2016 en la ciudad de Valencia

En un ambiente incomparable de la ciudad del Turia como es el restaurante submarino del Oceanográfico, tuvo lugar la ceremonia de entrega de los Premios Shakespeare en educación, unos galardones otorgados por el Comité organizador del I Congreso Internacional de Enseñanza de Inglés en Centros Educativos que reunió durante el fin de semana a cerca de 450 profesionales del mundo de la educación.

Durante tres jornadas estudiantes universitarios, docentes, investigadores y directores de centros educativos pudieron enriquecerse y formarse a través de las cerca de 100 comunicaciones, ponencias y talleres con las que EICE contó y que constituyeron un marco ideal para que la excelencia se aliara con el reconocimiento, según expresó Franc Corbí, organizador de EICE 2016 y presentador del acto.

Fruto de ese deseo y coincidiendo con el cuarto centenario de la muerte del dramaturgo y poeta inglés nacieron los Premios Shakespeare, unos premios que reconocen “grandes proyectos y grandes líderes que han sabido potenciar, defender y hacerse escuchar en defensa de la educación”, tal y como indicó Corbí.

Los galardones, obra original del artista valenciano José Manuel Valiente, fueron entregados por Martin Hayes, cónsul honorario del Reino Unido.

El primer premiado, por su lucha por la enseñanza privada en España, por la libertad de elección de centro y por su independencia curricular y directiva, fue Jesús Núñez, presidente de ACADE, presidente de la Universidad Alfonso X el Sabio y gerente de diversos centros educativos de prestigio. En su discurso de agradecimiento por el galardón, Núñez subrayó que “no se puede hablar de educación sin libertad de enseñanza” y que hay que luchar por defenderla.

La siguiente premiada fue Vicenta Rodríguez, presidenta de Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana, por defender que “una educación sin valores no es educación”. Una vez recogido el busto, Rodríguez lo situó en el centro del recinto para resaltar que en educación “lo más importante son los alumnos” y que los cerca de 110.000 alumnos con los que cuentan las escuelas católicas son “la razón de ser, el objetivo y la meta del trabajo de los profesores”. Además, recalcó que “las leyes pasan pero lo invariable y lo esencial son nuestros alumnos”.

Por último, Águeda Rodríguez, gerente de grandes cuentas de Aramark (empresa patrocinadora de los premios), hizo entrega del Premio Shakespeare a Rosa María Visiedo, rectora de la Universidad CEU Cardenal Herrera desde octubre de 2011, por “romper esquemas en el sector universitario”.

La primera rectora universitaria en la historia de la Comunidad Valenciana recogió el galardón en nombre de todos los integrantes de la universidad por su esfuerzo, por hacer “una universidad abierta al mundo, internacional” y por apostar por la libertad de enseñanza. Visiedo agradeció el premio y lanzó un mensaje de ánimo para “seguir construyendo una universidad que pueda mirar al futuro”.

Además, antes de concluir el acto, Corbí agradeció al comité organizador todo el trabajo realizado durante el último año para que EICE 2016 fuera una realidad y por hacer del congreso “algo único y enriquecedor”. En ese sentido, otorgó el Premio Shakespeare a Virginia Vinuesa, responsable de programas y contenidos del congreso, quien compartió el premio con Xavier Gisbert, director de EICE 2016. Gisbert expresó que los importantes son “todos los que han asistido al congreso, los que se benefician del mismo” y para los que espera que EICE 2016 “suponga un antes y un después en su vida profesional docente”.

Comparte este contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *